Radio Nacional de Bulgaria © 2020 Todos los derechos reservados

El mar borrascoso revela quiénes son los buenos capitanes

Incluso en tiempos de medidas extraordinarias contra una amenaza que aleja físicamente a las personas, el verdadero artista no se encierra en sí mismo, sino que abre sus sentidos aún más para explorar el mundo a su alrededor.

Así, muy de prisa, Stilian Ivanov rodó en dos días su último documental. Es autor de más de 50 cintas documentales y la última, “La vida como una epidemia”, está subida en varias plataformas y ya ha sido vista por más de 20 000 espectadores.

El filme cuenta del día a día de un insólito emprendedor búlgaro que en momento de crisis trata elevar el ánimo de sus compatriotas y darles a sus trabajadores la sensación de que no están solos y no serán abandonados. El protagonista de la cinta es Dimitar Georgov, un ejemplo moderno a seguir en la actualidad.

Lo que a mí me gustó mucho es que este empresario nunca habla de la supervivencia en tiempos de crisis, sino de nuestra vida aquí y ahora. Me di cuenta de que solo cuando valoramos la vida tal y como es tenemos la posibilidad de vivir dignamente y sin tener miedo. Todo depende de nuestro espíritu y de nuestras convicciones. Solamente los valientes son capaces de ver el mundo así y es muy bueno que todavía haya ejemplos como Dimitar Georov, dice Stilian Ivanov.

Stilian IvanovLa idea se gestó hace exactamente una semana, el martes, cuando me reuní con Dimitar Georov. Me contó la situación en la que se vio metido una vez más desde 1993 hasta la parte, cuando convirtió una pequeña fábrica de ladrillos en una empresa – gigante, dotada de ordenadores, robots y equipos modernos. Hasta hoy en día este empresario afronta dificultades de todo tipo. Él es un búlgaro luchador, tiene 75 años y no se rinde fácilmente. Durante la reunión mencionó que tomaría un préstamo para sus trabajadores, para poder pagarles una parte de su salario. Entonces le propuse que un equipo nuestro lo acompañara los dos días siguientes para reunirnos con los trabajadores y para ver cómo transcurre uno de sus días. Nos impactó mucho la energía que Georov transmite a las personas a su alrededor. Él los reúne cada semana en el gran almacén de la fábrica, habla de las tareas que están por acometerse. Asume compromisos ante ellos y después públicamente rinde cuentas de las promesas que dio. Desde luego motiva a sus personas materialmente y demás, les insufla esperanza y coraje. Por esto se sienten como una gran familia y viven con la sensación de que nunca serán abandonados. La sensación de que nadie piensa en los demás es un miedo común para una gran parte de los búlgaros. La fábrica tiene un personal de unas 70 personas, entre técnicos, ingenieros y trabajadores de todo tipo de formación, hay jóvenes y adultos. En la película esto está mostrado pero lo más importante es que se oyen las palabras de Georov quien les habla del héroe nacional Levski, de la cultura tracia, de la potencia de Bulgaria y que el búlgaro siempre ha logrado dar frente a las dificultades a pesar de los duros trances que vivió. Estos son los próceres actuales. Gracias a los visionarios del pasado búlgaro hemos conservado conservamos nuestro espíritu. 

Siendo muy joven Georov vivió muchas peripecias pero precisamente éstas hicieron que comenzara a valorar y cuidar la vida como lo hace, explica Stilian Ivanov:

Durante el rodaje de la película me convencí que incluso los trabajadores más jóvenes se sienten abatidos y desalentados porque no se han enfrentado a dificultades por su camino. Hay un antiguo proverbio que reza que en mar en calma todos los botes navegan pero se ve si  un bote navega bien en mar borrascoso. Entonces queda claro quiénes son los buenos capitanes. La vida se ve con mayor claridad cuando se vive una crisis como la actual. 

Hoy gracias a personas como Georov, se siembran las semillas espirituales de la nueva generación de los búlgaros. La propia película es una cinta profesional elaborada en conformidad con los estándares de la cinematografía contemporánea. Hemos rodado con un dron. Los breves plazos en los cuales fue rodada la cinta no son a expensas de la calidad. Los espectadores ya pueden verla y se darán cuenta de que hemos sido muy leales en el modo de presentarla y en lo que a su valor técnico se refiere.

Versión en español de Hristina Taseva

Más de la sección

Modesta pero dignamente Bulgaria rendirá homenaje a Jristo Botev

Se cumplen 144 años de la abnegada travesía del poeta y revolucionario búlgaro Jristo Botev y los guerrilleros de su destacamento desde Kozloduy, en la orilla del Danubio, hasta la Cordillera del Balkán en el área de Vratsa. El recuerdo de los..

Publicado el 02/06/20 06:15

De los fresales del noreste de Bulgaria a los mercados de Europa

Atleta nacional de lucha con largo palmarés de triunfos en los cuadriláteros europeos y búlgaros. Así es cómo se conoce a Mehmed Feraim, de 27 años de edad, que hoy en día también está cosechando éxitos en las plantaciones de fresas de..

Publicado el 01/06/20 13:52

Organizaciones sociales ayudan a los niños “invisibles”

Los hemos visto andrajosos tender la mano pidiendo limosna, tirando con dedos hábiles de un monedero en un tranvía repleto de gente , vagabundeando con basura en la mano con la esperanza de ganar algunas monedas en los puestos donde se..

Publicado el 01/06/20 12:47